S?bado, 17 de abril de 2010



El d?a 25 de abril, festividad lit?rgica de San Marcos Evangelista, la romer?a de Almeida, que este a?o cae en domingo.

A estas alturas nadie ignora el origen de este tipo de peregrinaciones, que tomaron su nombre de las que ten?an por destino Roma (del?bajo lat?n?Romaeus, que a su vez se tom? del griego bizantino Rhoma?os, romano, y que se aplicaba en el Imperio de Oriente a? los occidentales que peregrinaban a Tierra Santa y, posteriormente a los peregrinos de Santiago y de Roma, seg?n Mar?a Moliner). Perece m?s en consonancia con el sentido actual de las romer?as que su nombre derivara de romero (planta labiada arom?tica de florecitas azules, en lat?n?ros maris), pero no; si bien algunos se empe?an en tomar a ?ste como s?mbolo de su peregrinar. Tengo un ejemplo claro a las puertas de mi casa: la romer?a de Santa Faz, en Alicante. En esta romer?a, se significan los peregrinos porque llevan, a guisa de b?culo, una ca?a que adornan con un ramito de romero florecido en el extremo superior de la misma.?

Sobre nuestra romer?a tradicional se ha investigado poco y, por consiguiente, cabe hacerse algunas preguntas. En este cap?tulo, por razones de espacio,?nos limitaremos a formular s?lo dos relacionadas entre s?: ?Por qu? se celebra el d?a de San Marcos? y ?Por qu? se va a la ermita de Nuestra Se?ora de Gracia??

Yo sostengo, lo anticipo antes de entrar a probarlo, que nuestra romer?a es bastante anterior en el tiempo a la evangelizaci?n de Sayago. Es decir, que se peregrinaba a este lugar sagrado desde los m?s remotos tiempos, en los primeros d?as de la primavera naciente, para conseguir, mediante la visita y las rogativas, fertilidad y abundancia para ganados y cosechas. El lugar de destino, el falso teso de El Yombico?(830 m.), un lugar preeminente, desde la noche de los tiempos misterioso y sagrado, morada de la Gran Madre en la ancestral cosmolog?a, en medio de un bosque de encinas y quejigos (Nava del Quejigal, Cerro del Quejigal, la Cueva), junto a una laguna de origen endorreico. Paraje cristianizado despu?s con la presencia ?milagrosa? de la Virgen Mar?a, aprovechando la querencia mitol?gica existente. Pero no olvidemos que este hecho se produce en la Edad Media. Luego, ya en 1489, el pastor descubre la talla rom?nica (S.XIII) enterrada, seguramente para preservarla de saqueos de infieles, como era costumbre, lo que indica que con anterioridad ya? estaba all? y se le rend?a culto.

Aunque actualmente la imagen que se lleva en procesi?n desde el templo parroquial, precedida del pend?n municipal, sea la imagen de la Virgen del Rosario y su destino sea el de la de Gracia, tradicionalmente ni la liturgia del d?a ni los rezos del camino ten?an car?cter mariano en absoluto. La fecha, como ya hemos se?alado, tampoco. Es la festividad de San Marcos y los rezos del trayecto siempre fueron las denominadas Rogativas,?que esencialmente se basan en la invocaci?n por su nombre de los santos ap?stoles, m?rtires, v?rgenes, confesores, etc. en las ?llamadas Letan?asde los Santos. En otro tiempo, se cantaban en lat?n, el presb?tero invocaba el nombre del santo y el pueblo respond?a ora pro nobis u orate pro nobis.Comenzaban con el Kirie eleison y acababan con el ?liberanos Domine, en respuesta a las plegarias ?de todo mal?, ?de todo pecado?, ?de la muerte eterna?, ?por tu encarnaci?n?, ?por tu muerte y resurrecci?n?, ?por el env?o del Esp?ritu Santo?.

Todos estos cantos confundidos con los primeros sones armoniosos del celo de p?jaros y avecillas; los recentales trigos a un lado y otro del sendero verdeando y alfombrando las tierras; los valles h?medos y relucientes; el cielo enorme y azul en lo m?s alto de la b?veda del infinito; mozas y mozos con la sangre hecha un r?o de ardent?as y voluptuosidad? Una eclosi?n de vida nueva y gratas expectativas de felicidad. El encuentro gozoso con la madre Naturaleza y su fuerza tel?rica derramada a raudales en el paisaje y en el alma de los romeros. ?Qu? mayor placer que la vuelta a los or?genes, compartiendo con amigos y vecinos, en comunidad, todo lo que los fr?os del invierno han tenido recluido en la obligada intimidad de las casas durante largos meses, casi sin poder verse y hablarse! Tiene motivos el pueblo para cantar y bendecir. ?Pascua florida!

Pero, ?por qu? San Marcos? De las antiguas ermitas de Almeida ninguna estuvo consagrada a este evangelista. Tampoco ninguna de las numerosas cofrad?as lleg? a tenerlo por patrono.Y, por lo dem?s, no se halla este santo pr?ximo a las devociones habituales de los pueblos que temieron a pestes, pedriscos o sequ?as, como es el caso. Y abundando a?n m?s, su vida es poco conocida y escasa su iconograf?a por estos pagos.

?A qu? viene, pues, celebrar nuestra romer?a en su d?a?

Voy a aventurarme a lanzar una hip?tesis. Caben otras, por supuesto, y mucho me gustar?a provocar a alguien a rebatirme. Ser?a un buen camino para acceder a la verdad y a la reconstrucci?n de la historia genuina. Pero, en no habiendo otra, hemos de atenernos a ?sta.

Resulta que, de los cuatro Evangelios, el escrito m?s simple y llanamente; el m?s corto, sencillo y cronol?gicamente m?s ordenado en su narraci?n de los hechos es precisamente el de San Marcos. En resumen, el m?s f?cil de entender por las gentes sencillas e iletradas. No parece, por tanto, descabellado pensar que fuera el texto utilizado de preferencia para catequizar a los catec?menos de las ?reas rurales, en el transcurso del periodo de evangelizaci?n de las tierras sayaguesas. Tampoco ser?a extra?o que, culminada la misma, algunas comunidades quisieran acogerse para mantenerse fieles y perseverantes a la protecci?n de este santo cuyo texto hab?a sido la base de su conversi?n.

(Continuar?)

Safe Creative #0710040009009


Tags: romeria, almeida, sayago, marcos

Publicado por Sayago @ 14:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios