Mi?rcoles, 24 de diciembre de 2014


Nuestro pueblo va a tener ocasión de estrenar el nuevo año 2015 con un acontecimiento tan extraordinario que yo me atrevería a calificarlo de histórico y único. No se va a volver a repetir jamás algo semejante que, no solamente quedará en la historia de Almeida, sino que la mantendrá en permanencia viva y a disposición de todo aquel que quiera recordarla o conocerla.

Me refiero a la presentación, el día 3 de enero, del libro Almeida de Sayago, pasado y presente de sus tierras y sus gentes del que es autor Juan Antonio Panero Martín.  Como tengo noticias de que, por deseo del protagonista, va a ser un acto de extrema sencillez y sobriedad, pues se trata de una convocatoria que hace él mismo para agradecer a sus convecinos el enorme interés prestado a esta su obra, me considero en el deber de dejar constancia de algunas observaciones pertinentes. Pues, si estamos ante algo tan sensacional y relevante, habrá que prestarle la atención que merece.

Hablemos primero del trabajo realizado, cuya evolución he tenido la fortuna de conocer de cerca y seguir con enorme interés. Investigar y reunir los datos, escribir las quinientas sesenta páginas de texto y reunir las trescientas cuarenta y cuatro fotografías que el libro contiene, ha sido una tarea ímproba, de cientos y cientos de horas. Corregir una y otra vez, preguntar a éste y a aquél, pedir viejas fotos a convecinos y foráneos, buscar nuevos datos en archivos y bibliotecas, hasta lograr la versión definitiva, ha supuesto casi dos décadas de dedicación. Así ha sido la gestación de tan sensacional criatura. Sin duda el libro más importante de todos los hasta ahora producidos por Panero, cuyas neuronas se mantienen jóvenes e intelectualmente impecables, a  pesar de su ingreso en el club de los octogenarios.

Transcribo lo que sobre este libro he escrito en el Prólogo: “Estamos ante una obra de carácter enciclopédico, exhaustiva, total. Nada relativo a los orígenes, ser y existir de Almeida de Sayago está ausente de estás páginas. Todos los aspectos, circunstancias y temas de interés sobre nuestro pueblo se incluyen en su índice: Almeida como entidad geográfica, social, histórica y etnográfica; como núcleo agrícola, ganadero e industrial; como microcosmos de relación, convivencia y educación; como ámbito de disfrute, diversión y fiesta; como recinto tutelar de valores, tradiciones y costumbres…  El hoy y el ayer, los trabajos y los días, penares y alegrías… En fin, una obra que ilustra y emociona al nacido aquí, y enseña e informa al foráneo, pues atesora y brinda un plenario de saber admirable. Obra definitiva y total, no me cabe duda, que, si hoy nos resultará interesante y atractiva, mañana ha de ser considerada la obra de consulta de referencia para cualquiera que se interese por la entidad Almeida de Sayago en su globalidad o por cualquiera singularidad significativa.

El universo cultural sayagués, afortunadamente cada vez más amplio y plausible —¡en qué gran medida se lo debemos a la meritísima entrega de nuestros maestros!— se amplía con esta excelente aportación de la que todos los comarcanos y, muy especialmente los almeidenses debemos sentirnos orgullosos.”

A lo dicho hay que añadir algo que no es menos extraordinario que el propio libro y el mérito que reconocemos a su autor. Se trata también de algo único y singular, un hecho que no ocurre ni habitualmente ni en todas partes. Algo que me llena de satisfacción poder dejar aquí escrito: toda la edición de los 280 ejemplares editados de esta obra estaba vendida con anterioridad a su salida de máquinas. Y no es que se trate de un libro barato, precisamente, aun con un precio de venta de cincuenta y dos euros a riguroso costo, sin añadirle beneficio alguno e hilando muy fino Carlos Sánchez, su editor. Si alguien me hubiera dicho que en un pueblo de Sayago de unos doscientos cincuenta vecinos se agotaban antes de ser salir de la imprenta los doscientos ochenta ejemplares de un libro, a un precio no precisamente barato, le hubiera pedido que me contara una de miedo. Es un extraordinario e insólito acontecimiento que marca un hito de muy plausible y admirable categoría. Hay que quitarse el sombrero ante mis paisanos. ¡Enhorabuena!

 


Tags: Panero, Libro Almeida, Almeidenses

Publicado por Sayago @ 13:09
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por jmmolinero
Jueves, 01 de enero de 2015 | 18:50

Pues no me parece ni medianamente bien que la edición sea tan limitada. ¿Qué hacemos los que nos hemos enterado hoy, por ejemplo, si estamos interesados en el libro?.

Feliz 2015